Blanco destaca la labor del Gobierno para «impulsar la calidad de las razas autóctonas a través del testaje de sementales»

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha destacado la labor del Gobierno de Cantabria para «impulsar la calidad de las razas autóctonas de Cantabria a través del testaje de sementales».

Blanco se ha pronunciado así durante su visita a la finca La Torquilla, ubicada en Hermosa (Medio Cudeyo) donde se ha llevado a cabo el testaje de varios toros de raza tudanca y monchina, adquiridos por el Ejecutivo regional para su posterior cesión para la mejora genética de las explotaciones ganaderas de la región, que han sido bautizados con los nombres de ‘Roque’ y ‘Cerredo’.

El titular de Ganadería, que ha estado acompañado por la directora general de Ganadería, Beatriz Fernández, y el alcalde de Medio Cudeyo, Juan José Perojo, ha reiterado la necesidad de preservar estas razas por ser «patrimonio genético» de Cantabria y ha puesto de manifiesto el «gran trabajo» que realizan los responsables del programa de testaje, a la vista de los «magníficos resultados que está teniendo en la región».

También han asistido miembros de la Consejería y tres representantes de cada una de las asociaciones de las razas.

Proyecto de pruebas de testaje

El proyecto de pruebas de testaje para las razas tudanca y monchina que se realiza en la finca La Torquilla surge del convenio de colaboración firmado entre el Gobierno de Cantabria y ganaderos de ambas razas, y comenzó con la recepción de los animales durante los meses de enero y febrero de 2020.

Durante estos meses se ha valorado el crecimiento de 15 terneros tudancos de 13 ganaderías diferentes y de 11 terneros monchinos de 10 titulares de explotación, a quienes se ha realizado un seguimiento exhaustivo del crecimiento a través de un control mensual del peso.

En el día de hoy, se ha seleccionado al mejor animal de cada lote que será adquirido por la Consejería para ser utilizado como como reproductor en los rebaños del Gobierno de Cantabria, pudiendo ser subastado o cedido a ganaderos de la asociación respectiva. El precio de adquisición queda establecido en 2.000€ más IVA.