Cantabria cuenta con un centenar de coros federados, aunque el nivel de actividad “es mejorable”, según Esteban Sanz

El compositor y director del Coro de los Amigos del Centro Botín, Esteban Sanz, ha manifestado esta mañana que Cantabria cuenta con casi un centenar de coros federados y cerca de 4.000 cantores, lo que “en proporción es mucho para una comunidad tan pequeña como esta”.

 

 

El musicólogo añadió que en Cantabria hay “muchísimos coros y cantores de coro”, hasta el punto de ser “una de las regiones de España donde el número es más alto”, aunque advirtió de que la “situación es contradictoria” porque pese a estas buenas cifras, “el nivel de la actividad coral es mejorable”.

 

Así lo aseguró Sanz minutos antes de la inauguración de los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria (UC) ‘Dirigiendo un coro (técnicas de dirección, canto común y coros escolares)’ y ‘Cantando a coro (canto común para todos)’ que él mismo coordina de manera simultánea esta semana en la sede de Noja.

 

“Esta siempre ha sido una zona en la que el canto coral ha tenido muchísimo impacto y atractivo; en general siempre se dice que a la gente del norte le gusta cantar”, afirmó Vélez, para considerar que esta afirmación “es cierta” ya que “los hechos lo demuestran”.

 

El que fuera director del Coro Lírico de Cantabria y del Coro de las Temporadas Líricas del Palacio de Festivales de Santander hasta 2010 opinó que aunque las cifras “se mantengan o incluso vayan creciendo algo”, existe una “falla, que son los jóvenes”.

 

Según Vélez, hace falta renovar el panorama coral para “atraer a los jóvenes y que el ciclo se renueve”. Para ello, es partidario de realizar propuestas “atractivas” con el objetivo de eliminar el “prejuicio” que vincula a los coros con “grupos estáticos y serios que cantan casi siempre un repertorio religioso y folklórico”.

 

En este sentido, las actividades planteadas en estos monográficos incorporarán una selección “variadísima de música de todas las partes del mundo y épocas”, con el fin último de acercarse a un público de todas las edades, ya que, en palabras del director, “los jóvenes, cuando prueban el canto coral, se enganchan”.

 

En esta línea de presentar el canto coral en su aspecto más “atractivo, divertido y lúdico”, el director del Coro de los Amigos del Centro Botín programó esta actividad cultural, de la cual es responsable por segundo año consecutivo. “Es una experiencia muy gratificante y enriquecedora”, opinó Vélez, quien asimismo destacó que desde un principio “se apuntaron muchas persona para las 60 plazas disponibles”, lo que demuestra una vez más el interés de los ciudadanos por este arte.

 

Una de las principales “maravillas” y razones del éxito del canto coral es, para el compositor, que “las voces más o menos normales, no excecionales, sin embargo se juntan y pueden hacer un gran resultado musical y sonoro”, ya que “todos tenemos el instrumento de la voz, que manejamos muy bien”, y “el paso de ahí a cantar es muy asequible”.

 

El curso ‘Cantando a coro’, de carácter reducido, se complementa con ‘Dirigiendo un coro’, dirigido al público que quiera ampliar conocimientos sobre la materia. En total, serán 55 alumnos  llegados de todas partes de España los que pasen esta semana por las aulas del Palacio del Albaicín en Noja. Entre ellos, destacan este año varios miembros del coro infantil y juvenil ‘7 Villas’, fundado el año pasado en esta zona de Cantabria, así como de su directora, Lara Agudo.

 

Los talleres concluirán con la celebración de un concierto que ofrecerán todos los participantes en el curso el próximo viernes 24 de julio a las 21:30 horas en la iglesia parroquial San Pedro de Noja. Este recital será dirigido por el propio Esteban Sanz, así como por el compositor y especialista en coros escolares e infantiles y juveniles Josu Elberdin y por el director del coro ‘El León de Oro de Luanco’ (Asturias), Marco Antonio García de Paz, ambos profesores de los monográficos.

 

En la inauguración de los seminarios también han estado presentes la coordinadora de la sede de Noja, Paula Mier, y el responsable de los Cursos de Verano UC, Manuel Estrada.