Cerca de 4.500 alumnos participaron el pasado año en los cursos de los telecentros de Santander

Cerca de 4.500 alumnos participaron a lo largo del pasado en los cursos de nuevas tecnologías impartidos en los once telecentros que el Ayuntamiento de Santander tiene repartidos por la ciudad.
El curso más demandado sigue siendo el de informática básica, en el que participaron alrededor de un millar de personas, y el telecentro que registró mayor afluencia fue el del Centro Cívico de Numancia, con 667 alumnos.
Asimismo, en 2015 se han impartido talleres de redes sociales y cursos de páginas web personales, ofimática en la nube, edición de vídeo, retoque fotográfico o correo electrónico, entre otros.
Todo este programa formativo se inscribe en el Plan de Alfabetización Digital del Ayuntamiento que, según ha recordado Espinosa, “trata de reducir la brecha en el uso de las nuevas tecnologías y facilitar el reciclaje de los trabajadores y desempleados”.
Además, la concejala ha destacado que en septiembre se puso en marcha el nuevo Telecentro 3.0 Aula Conecta, un espacio de formación en nuevas tecnologías de alto nivel pensado para ayudar a los emprendedores a desarrollar sus proyectos y llevar sus ideas a la práctica.
En sus primeros meses de vida este espacio, ubicado en la sede de la Agencia de Desarrollo Local, ha servido a diferentes usuarios como sala de reuniones telemática, gracias a los medios que ofrece para realizar multiconferencias, y también se han desarrollado charlas y presentaciones apoyadas en la tecnología Wireless.
Asimismo, se han impartido las primeras propuestas formativas del Telecentro 3.0, en un formato novedoso, denominado ‘píldoras formativas’, que se plantean en forma de sesiones de dos horas, sobre temas muy concretos y de actualidad, y con carácter muy práctico, para aportar soluciones y recursos a los participantes.
Las primeras ‘píldoras formativas’ programadas en este espacio han sido sobre diseño gráfico para no diseñadores, la obtención de financiación a través del sistema de ‘crowfounding’ y el aprendizaje a partir de los errores, basado en ejemplos de casos de crisis en las redes sociales.