Cultura convocará en enero la redacción del proyecto de rehabilitación del Cargadero de Dícido

El vicepresidente regional, Pablo Zuloaga, ha anunciado hoy que el Gobierno de Cantabria, a través de la Dirección General de Patrimonio y Memoria Histórica de la Consejería de Cultura, convocará en enero la redacción del proyecto de rehabilitación del Cargadero de Mineral de Dícido, al objeto de que esté concluido a lo largo de 2021 y pueda ser sometido a licitación por parte del Ayuntamiento de Castro Urdiales.

El anuncio de Zuloaga llega tras conocerse ayer que los Ministerios de Transportes y de Cultura y Deporte han propuesto financiar, con cargo al 1,5% Cultural, la rehabilitación de este monumento ubicado en la localidad de Mioño y declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1996.

El vicepresidente ha visitado Castro para valorar, junto con la alcaldesa, Susana Herrán, esta importante noticia que “alumbra el camino a seguir” para recuperar el Cargadero de Dícido y que, según ha dicho, es fruto del compromiso del Gobierno cántabro, del Gobierno de España y del Ayuntamiento con la protección del patrimonio histórico del municipio.

Concretamente, ha focalizado el protagonismo en la gestión de la propia alcaldesa, la “sensibilidad” del Gobierno de Pedro Sánchez y la implicación del Ejecutivo autonómico con Castro Urdiales, que recientemente se ha vuelto a poner de manifiesto con la adjudicación de las obras de reforma de la iglesia de Santa María de la Asunción.

“Son hechos, compromisos que se cumplen y demuestran el compromiso del Gobierno de Cantabria, del Gobierno de España y del Ayuntamiento para que Castro tenga la mejor impronta para defender el patrimonio, la cultura y el arraigado tirón turístico de esta maravillosa localidad de Cantabria”, ha enfatizado.

Por su parte, Susana Herrán ha agradecido expresamente el apoyo de los Ejecutivos regional y central y ha calificado como “gran noticia” para el municipio y para la Comunidad Autónoma la inclusión del proyecto entre los seleccionados para obtener financiación del 1,5% Cultural.

La alcaldesa ha destacado la “necesidad imperiosa” de restaurar el Cargadero de Dícido y resaltar su trascendencia para la historia industrial y el patrimonio minero de Castro Urdiales y de Cantabria. “Era una obligación trabajar por y para la conservación de este Bien de Interés Cultural”, ha añadido.

Herrán ha subrayado el atractivo turístico y medioambiental de la zona y el carácter “singular y único” de esta estructura que es un “emblema” del pasado minero de Castro Urdiales, “el último ejemplo de cantiléver en España”.

Finalmente, y tras recordar los pasos dados hasta llegar al momento actual, ha hecho hincapié en la “apuesta y financiación sin precedentes” que este proyecto supone para el patrimonio cultural e histórico del municipio.

1,5 millones de euros

La rehabilitación del cargadero de Dícido contempla una inversión total de 1,5 millones, de los que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana aportará el 75%. La otra propuesta cántabra que recibirá fondos del 1,5% Cultural es la reforma de la fachada norte del Palacio de Sobrellano, que cuenta con un presupuesto cercano a los 200.000 euros, de los que la mitad serán financiados por el Estado.

Estas dos actuaciones concurrieron el pasado mes de enero a la última convocatoria de ayudas de esta iniciativa cultural destinada a financiar proyectos de recuperación y puesta en valor del patrimonio histórico. En total, la inversión prevista en Cantabria por las entidades y administraciones participantes, incluyendo las aportaciones del Estado, es de 1,7 millones de euros.