El Ayuntamiento y el Festival Interculturan becan a 200 niños de Santander para los talleres de iniciación circense de la Escuela del Circo Azul

Más de 200 niños de Santander descubrirán un año más técnicas circenses de la mano de la Escuela del Circo Azul, cuya carpa abrió al público el pasado lunes 10 de agosto en el aparcamiento de los Campos de Sport del Sardinero, donde permanecerá hasta el próximo 29 de agosto.

De nuevo en esta edición, el Ayuntamiento de Santander y el Festival Intercultural facilitarán la participación de los más pequeños mediante un programa de becas dirigido a las familias más necesitadas, para que la falta de recursos no impida a ningún niño disfrutar de esta actividad.

La concejala de Dinamización Social, Carmen Ruiz, recordó que, como viene siendo habitual, el Ayuntamiento de Santander y el Festival Intercultural colaboran con la Escuela del Circo Azul, que dirige Alicia Trueba, como parte de la apuesta municipal por ofrecer propuestas de ocio alternativo principalmente a niños santanderinos que, por diversas circunstancias en el ámbito familiar, no tienen cubiertas determinadas necesidades.

Ruiz quien alabó esta actividad del Circo Azul, explicó que en estos talleres, los más pequeños no sólo tienen un primer contacto con técnicas circenses como las acrobacias o los malabares sino que además desarrollan otros valores directamente vinculados al ocio saludable, como la educación en valores, el respecto a la diversidad o el trabajo en equipo.

“Cada año, coincidiendo con la celebración de nuestro Festival Intercultural, el Café de las Artes celebra talleres de iniciación a las artes circenses para que los más pequeños puedan conocer las técnicas de las acrobacias, los malabares y otras artes típicas del circo”, subrayó la edil, quien añadió que se trata de un proyecto que aúna deporte, cultura y arte, articulado en torno al trabajo de la motricidad, la creatividad, la expresión  y el desarrollo de las capacidades de cada participante.