El Centro de Interpretración de la Plaza Porticada entra en su última fase.

El Ayuntamiento de Santander iniciará, la próxima semana, la segunda y última fase de las obras correspondientes a la construcción del futuro Centro de Interpretación de los antiguos muelles de la ciudad, situados bajo la Plaza Porticada.

Los trabajos arqueológicos de la primera parte del proyecto, coordinados por el profesor de la Universidad de Cantabria José Manuel Iglesias, se demoraron más de lo previsto inicialmente, debido a la aparición de nuevos hallazgos como los restos de dos edificaciones medievales, una de ellas la llamada ‘Torre de los Escalantes’ o la ‘Puerta del Mar’.

También se ha recuperado un adoquinado del siglo XI, anterior a la propia muralla que separaba la entonces Puebla Vieja de la Puebla Nueva o los vestigios de un acceso restringido al mar denominado como ‘El Portillo de Don Gutiérrez’.

Según el proyecto de la obra civil en primer lugar se ejecutarán unas cimentaciones especiales para poder sustentar la losa de hormigón, que cubrirá todo el recinto a nivel del suelo. Posteriormente, se llevará a cabo todo lo relacionado con el acondicionamiento interior de las excavaciones, de tal manera que los restos arqueológicos puedan visitarse, al mismo tiempo que se divulga la historia de la ciudad.