El Gobierno aprueba el proyecto de Ley de creación del Consejo Económico y Social

El Gobierno de Cantabria ha aprobado el proyecto de ley de creación del Consejo Económico y Social de Cantabria (CESCAN), suprimido en la pasada legislatura, que establece un órgano de participación más flexible, austero y plural.

En su reunión de hoy, también ha aprobado el decreto de creación y regulación del funcionamiento de la red de apoyo a las personas y familias en situación de emergencia social en la Comunidad Autónoma.

El Ejecutivo ha autorizado, asimismo, una inversión de 307.221 euros para la construcción de una escala para peces en el azud de La Lechera, en el Río Saja, que se encomienda a Tragsa. Con esta actuación se persigue lograr la mejora de la accesibilidad y conectividad fluvial para los peces, especialmente para los salmónidos y, en particular, el salmón atlántico.

Presidencia y Justicia

Aprobado el proyecto de ley del Consejo Económico y Social de Cantabria (CESCAN).

Este órgano consultivo fue suprimido por el Gobierno del Partido Popular en la pasada legislatura, mediante la derogación de la Ley 6/1992, de 26 de junio, y con su restablecimiento el Gobierno de Cantabria cumple con la resolución del Parlamento de octubre de 2016, que instó a crear un CESCAN austero y más plural en su representación.

Con el objetivo de propiciar una política real de participación ciudadana, el Gobierno cántabro ha llevado a cabo un anteproyecto de ley que tiene en cuenta la experiencia anterior y que ha asumido las aportaciones de diversos colectivos que comparte el propio Ejecutivo de impulsar la participación desde una estructura más flexible y austera.

La ley cuenta con 3 títulos, con 19 artículos, tres disposiciones transitorias, una derogatoria y cuatro finales.  El número de miembros del pleno es ligeramente superior ¿veintinueve- al anterior ¿veinticinco-  para poder dar participación a otros agentes representativos de varios sectores sociales.  Precisamente, para dar voz a todo tipo de colectivos se potencian las comisiones de trabajo, abriéndose a las organizaciones sectoriales.

En el proyecto de ley se establece un CESCAN compuesto por un presidente y cuatro grupos, que hacen el total de 29 miembros. Seis de ellos serán personas expertas en materias propias del Consejo, de los que al menos uno representará a la Universidad de Cantabria y otro a la Federación de Municipios de Cantabria.

Otro grupo de seis miembros serán representantes de las organizaciones sindicales más representativas y seis más corresponden a las organizaciones empresariales más representativas.

El último de los grupos estará formado por diez componentes, representativos de diversos sectores, así como de la economía social, tales como sociedades laborales y cooperativas, organizaciones de consumidores y de colectivos representantes de intereses públicos de distinta índole. De ellos, se contará con un representante de asociaciones de trabajadores autónomos, colegios profesionales, organizaciones profesionales agrarias y organizaciones sindicales más pequeñas.

El estar integrado en la estructura del Gobierno, sus gastos fijos de funcionamiento dependerán de los presupuestos de éste y, a diferencia del anterior, el nuevo CESCAN no contará con presupuesto propio.

En cuanto a las dietas, se recogen las de representación y comparecencias sólo para el presidente y, para el resto de miembros, se prevén las de locomoción o transporte.

La labor de sus miembros sobrepasará el período de una legislatura, con un nombramiento a cinco años para garantizar una mayor independencia.