El programa ‘Piélagos en marcha’ recorre en su cuarto itinerario la localidad de Mortera y la Sierra de la Picota

El Programa ‘Piélagos en marcha’ ha recorrido este sábado la localidad de Mortera y la sierra de La Picota en su cuarto itinerario, previsto inicialmente para el pasado 29 de agosto, pero que tuvo que aplazarse debido al mal tiempo.
En esta ocasión, el proyecto impulsado por el Ayuntamiento de Piélagos, en colaboración con EcoCultural y Virtual Media 360, ha programado una salida en la que el patrimonio cultural y natural del municipio ha compartido protagonismo.
Así, el recorrido ha partido de las inmediaciones de la Iglesia de la Inmaculada Concepción y San Julián de Mortera, una localidad que ha pasado de contar con una veintena de vecinos, a mediados del siglo XIX, a los más de 2.200 que tenía censados, en 2019.
En el exterior del templo, los participantes han conocido la historia de esta iglesia parroquial, construida entre los años 1880 y 1886, que fue donada a la localidad por Ramón de Herrera y Sancibrián, nombrado Conde de la Mortera por Alfonso XII en 1876, al igual que las escuelas y viviendas de los maestros de Mortera y Liencres.
El cuarto itinerario del Programa ‘Piélagos en marcha’ ha hecho una parada en el exterior del Palacio de los Condes de la Mortera, un conjunto palacial construido a finales del siglo XIX, que consta de casa principal, caballerizas, biblioteca, pabellón de servicios y un jardín con palmeras y caños, que es Bien de Interés Local desde el año 2001.
Desde allí, vecinos y turistas han emprendido la subida a la Sierra de La Picota, donde se conservan restos de las estructuras militares construidas entre 1936 y 1937 por el Gobierno republicano para defender el flanco noroeste de Santander y que, posteriormente, fueron utilizadas por el ejército franquista.
Durante el recorrido los participantes han podido disfrutar de una vista única del Parque Natural de las Dunas de Liencres y conocer algunas de las especies de fauna que habitan en el entorno de La Picota.