Gestoras en Innovación para aportar valor añadido a las pequeñas empresas

 

25 mujeres desempleadas se han reciclado profesionalmente como gestoras de innovación, diploma que las acredita como profesionales polivalentes, capaces de fomentar en las empresas una cultura de innovación, que las facilite la diferenciación y el valor añadido a la hora de competir en el mercado global.

 

La formación comenzó en septiembre con el curso de 600 horas de duración, 400 teóricas y 200 prácticas. Mediante un programa formativo, que ha seguido una metodología eminentemente on-line y que se reforzó con 6 sesiones presenciales, las participantes trabajaron aspectos relacionados con las áreas de innovación en una empresa: las nuevas tecnologías, la gestión del conocimiento, la dirección estratégica, la responsabilidad social corporativa o la gestión de recursos humanos.

El curso incluyó también un módulo práctico, que se desarrolló en diez empresas: Aquaclym Limpiezas, Vélez Viana, la Fundación Laboral del Metal, la destilería de orujo ORULISA, Cantabria de Informática Comercial, AMICA, el comercio de regalos y decoración Dóbleme, Fundación Santander Creativa, la carpintería metálica CAE y la agencia de seguros Ruiz Barroso.

Durante su estancia en las empresas colaboradoras con el proyecto europeo las alumnas recopilaron información de las mismas, para analizar sus fortalezas y debilidades, estudiando las características de la empresa e identificando las necesidades de innovación para, posteriormente, realizar un informe de recomendaciones para la gestión de la innovación en sus distintas áreas.

En cuanto al perfil de las participantes, el 64 por ciento tenía entre 20 y 40 años, mientras que el 56 por ciento de las alumnas procedía del sector empresarial, jurídico, social y educativo. De las 25 mujeres que iniciaron 5 se han incorporado al mercado laboral durante la acción formativa, teniendo 2 que abandonarla por no poder compatibilizar ambas tareas.

El curso ha sido impartido por DOCUMENTA, en colaboración con el Ayuntamiento de Santander, en el marco del proyecto europeo INMA (Innovation Managements Agents), que se ha desarrollado simultáneamente en España, Polonia y Grecia.