Interestelar, grandes presupuestos para una buena película

Interestelar, es la última película de Christopher Nolan (Origen, Amnesia y la trilogía de Batman entre otras) y ante ella el reto de evolucionar en un terreno complejo como es la ciencia ficción donde por momentos la aventura y la ciencia se anudan mutuamente con un presupuesto de millón por minuto de metraje. Nolan ha preferido incidir en lossentimientos como principal ADN del ser humano. Tres horas de película que avanzan sin languidecer, transcurren atrapándote en una trama entre la credibilidad del contenido argumental y la maestría tras la cámara.

Sin duda uno se queda con esos momentos de cine de alto nivel cuando la cámara sin movimientos bruscos (por fin se ha dado cuenta alguien que no son necesarios) construye un mundo creíble a la vez que pre-apocalíptico para desarrollar una trama humana llena de artificios corales por momentos (el plantel de actores es sin duda un acierto). Intentar comprender y asimilar la terminología matemática y filosófica de la película es algo que no debe centrarnos porque no es un documental sobre la física cuántica, es una historia bien ambientada, perfectamente construida para llevarnos a un compendio de sensaciones que van desde la incredulidad por lo desconocido y un planteamiento creíble en cuanto a una realidad sociológica aplastante, la producción de alimentos será sin duda una de las graves amenazas del futuro.

Nolan no solo aprueba, se acerca al notable. Manejar una aventura cinematográfica sin caer en los tópicos de los viajes interestelares con las ambientaciones oscuras, silencios aterradores, los movimientos rápidos, y conseguir durante los 160 minutos mantener el interés es sin duda el mejor aval de la película.

Habrá algún detractor, pero la mayoría del público que se acerque a verla saldrán satisfechos y con la sensación de haber visto una buena película, y por supuesto los habrá que la encumbrarán hasta espacios cuasi siderales.

Roberto Jiménez