Laredo acoge el arranque de la nueva campaña de Detección Precoz del Cáncer de Mama

La Consejería de Sanidad y Servicios Sociales del Gobierno de Cantabria ha puesto en marcha la novena vuelta (2013-2014) del Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama. Una campaña dirigida a las mujeres residentes en Cantabria, que no hayan padecido esta enfermedad, y cuya edad está comprendida entre los 50 y 69 años. El Hospital de Laredo será uno de los puntos de referencia en el que se realizarán las pruebas de la población de la zona Oriental de Cantabria. El Ayuntamiento de Laredo hace un llamamiento para que las mujeres del municipio se sumen a  una campaña que en la última oleada alcanzó un índice del 74% de  participación.

 

Precisamente Laredo es uno de los municipios en los que se iniciará esta novena vuelta, este mismo mes de enero, en un ciclo que se espera concluir en diciembre del año 2014. Las mujeres laredanas irán recibiendo a lo largo de estos días las cartas personalizadas en las que se detalla el día y la hora para acudir al Hospital Comarcal para realizar la prueba. La participación es voluntaria y gratuita. 

 

Los principales objetivos de este programa, cuya primera edición tuvo lugar en el año 1997, son reducir la mortalidad por cáncer de mama en Cantabria; aumentar la supervivencia media de las mujeres a las que se les detecta un cáncer de mama; y mejorar la calidad de vida de las mujeres que padecen esta dolencia. 

 

Las mujeres interesadas en participar deberán llevar la Tarjeta Sanitaria del  Servicio Cántabro de Salud, junto con su DNI y la carta de invitación donde figura el día y la hora de la cita. En la mayoría de los casos, las mamografías son normales, y en dos semanas recibirán en su domicilio una carta comunicándole el resultado y las recomendaciones según cada caso. En algunas ocasiones será necesario completar el estudio con alguna otra prueba. Ello no significa que se haya detectado un cáncer, ya que casi siempre se realiza para comprobar la normalidad de alguna imagen dudosa. 

 

 

Prevención fundamental

El cáncer de mama consiste en un crecimiento descontrolado de células que forman la glándula mamaria, que invade y daña los tejidos y órganos sanos. En el momento actual es un importante problema de Salud Pública, ya que es el tumor femenino más frecuente y la principal causa de muerte por cáncer entre las mujeres de nuestra comunidad. 

 

Existen factores de riesgo que hacen que algunas mujeres tengan mayor probabilidad de desarrollarlo, como aquellas que ya han sufrido un cáncer de mama previo, las que tienen a la madre o alguna hermana diagnosticada de esta enfermedad o las mujeres que han sufrido previamente tumores malignos de colon, útero u ovario. En la mayoría de los casos, esta enfermedad afecta a mujeres que tienen 50 años o más, y es muy poco frecuente antes de los 35 años. La mayor parte de las mujeres diagnosticadas no tienen antecedentes familiares de esta enfermedad. Sólo en 5 de cada cien casos, el cáncer de mama es hereditario.

 

La prevención de este tumor se fundamenta en detectarlo de forma precoz, antes de que aparezcan síntomas, lo que permite mejorar el pronóstico, aumentar la supervivencia y reducir el número de muertes por esta enfermedad. La prueba validada para la detección precoz del cáncer de mama es la mamografía. Quienes quieran recibir más información o aclarar sus dudas sobre el programa, pueden llamar al 942 207673.