Pieza del Mes de la UC: La Estela Romana de Antestio Patruino

Constituye una prueba de la presencia de los romanos en la comarca de la Liébana, una de las zonas más recónditas del territorio cántabro, donde llegaron a través de un camino que pudo servirles de penetración en la actual provincia de León.

 

 La Estela de Antestio se conserva en la iglesia parroquial de Villaverde (Vega de Liébana), en la jamba izquierda de su arco triunfal. Según consta en la inscripción, fue realizada en el año 392 de la era consular o hispánica, equivalente al 354 de nuestra era.

 

El monumento tiene forma rectangular, está decorado en la zona superior con una roseta de seis pétalos rodeada por un rombo de cuatro segmentos curvos. El motivo circular se ha vinculado con el culto al Sol y la Luna, propio de los pueblos celtas, y se trata de un símbolo frecuente en las estelas cántabras y del noroeste de la Península Ibérica.

 

Debajo cuenta con una escena del jinete a caballo, de heroización del difunto, muy representada en las estelas funerarias de la Cantabria romana. El caballo constituye un símbolo recurrente de la iconografía funeraria considerado por las culturas antiguas como una forma de transportar las almas hacia el más allá. A continuación se puede apreciar una inscripción relativa al difunto y se completa con un triple arco.

 

En la web www.campuscultural.unican.es el público ya puede consultar el dosier que revela las características y significados de esta pieza patrimonial.