Políticas Sociales activa un teléfono para prestar atención emocional a la ciudadanía e identificar situaciones de riesgo

La Consejería de Empleo y Políticas Sociales, a través de la Dirección General de Políticas Sociales, ha puesto a disposición de toda la ciudadanía de Cantabria un teléfono para “escuchar, ayudar y orientar” a quien lo necesite en esta situación de emergencia y confinamiento en que nos encontramos, como consecuencia de la alerta sanitaria provocada por el COVID-19.
A partir de este lunes 30 cualquier persona puede llamar al teléfono 942 200 088 de lunes a viernes y en horario de 9 de la mañana a 7 de la tarde.
Atendido por profesionales del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) su objetivo, explica el director general de Políticas Sociales, Julio Soto, es “escuchar y dar respuesta a las necesidades de las personas”.
Aunque cualquiera puede hacer uso de este servicio, está pensado para aquellas personas y familias que necesitan de algún tipo de apoyo, básicamente de tipo emocional, aunque también busca identificar situaciones que puedan revestir un cierto riesgo, o aquellas de especial gravedad que requieran de la intervención de otros servicios.
Desde este número de teléfono también se va a facilitar información básica sobre los recursos, servicios, programas y prestaciones sociales que ofrece la Comunidad Autónoma.
Este teléfono se une a la labor que diariamente están desarrollando los y las profesionales de servicios sociales y otros teléfonos o dispositivos que ya existen en Cantabria, facilitando un apoyo más durante el tiempo que dure la situación de emergencia, para que se pueda proporcionar una respuesta lo más ágil y en el menor tiempo posible.
El horario del teléfono 942 200 088 podrá ampliarse en la medida en que vaya siendo necesario.