Publicadas las instrucciones de Formación Profesional, que flexibilizan la evaluación y las prácticas necesarias para la titulación

La Consejería de Educación, Formación Profesional y Turismo publica hoy las instrucciones para el último trimestre del curso 2019/2020 e inicio del curso 2020/2021. El documento tiene como base las órdenes ministeriales, publicadas ayer y hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que contienen las medidas excepcionales pactadas con las comunidades autónomas en la Sectorial del pasado 25 de marzo, para flexibilizar este curso las prácticas obligatorias en enseñanzas de Formación Profesional (FP) ante el escenario que ha provocado la pandemia del coronavirus.

El documento, enviado ya a los centros educativos en los que se imparte esta enseñanza y puede consultarse en la web www.educantabria.es, es de aplicación a los ámbitos de Formación Profesional, Enseñanzas Deportivas de Régimen Especial y de Artes Plásticas y Diseño.

El texto permite la adopción de una serie de medidas de flexibilización de los currículos de FP que garanticen el acceso a la titulación de los estudiantes de segundo curso, así como los de las enseñanzas de régimen especial que lo precisen. Esta medida de flexibilización del calendario de prácticas persigue que el alumnado no se vea perjudicado por la actual crisis sanitaria.

Las medidas del estado de alarma no sólo impiden la actividad educativa presencial, sino también la formación en centros de trabajo y las prácticas de diversas enseñanzas no universitarias que son necesarias para concluir los estudios y obtener la correspondiente titulación. Por lo que las prácticas de Formación Profesional, interrumpidas durante el estado de alarma y exigidas para aprobar el curso, se han flexibilizado para que los alumnos puedan titularse.

La consejera de Educación, Formación Profesional y Turismo, Marina Lombó, ha explicado que, como en el resto de niveles, estas instrucciones persiguen “garantizar el progreso educativo del alumnado de Formación Profesional”, acomodando el final de curso a las circunstancias actuales, de manera que sea “justo y equitativo” para todos. En este caso concreto, ha continuado, la “dificultad es añadida” por el periodo obligatorio de prácticas en empresas que realiza todo el alumnado para poder titularse.