Santander dará ayudas de entre 500 y 150 euros al año a personas con discapacidad para desplazarse por la ciudad en taxi

El Ayuntamiento de Santander dará entre 500 y 150 euros de ayuda al año a personas con discapacidad que no puedan usar el transporte público para que utilicen el servicio público del taxi en sus desplazamientos por la ciudad.

Así lo ha anunciado hoy la alcaldesa, Gema Igual, tras firmar un convenio con el presidente de la Federación Cántabra del Taxi, Manu Andoni, por importe de 40.000 euros, lo que supondrá también una importante inyección económica para un sector que también ha sido duramente castigado por la crisis de la covid-19.

Esta iniciativa forma parte de los planes de Movilidad Sostenible y de Autonomía Personal. “Somos una ciudad inclusiva y queremos mejorar el entorno y los servicios que damos a todos los ciudadanos, propiciando además la independencia de las personas con discapacidad”, ha recalcado la regidora santanderina.

Acompañada del concejal de Autonomía Personal, Álvaro Lavín, la alcaldesa ha puesto de manifiesto que esta medida ha sido consensuada con CERMI y que lo que la distingue de las que se han puesto en marcha en otras ciudades es que pueden optar a estas ayudas todas las personas con discapacidad que no puedan utilizar el transporte público y no únicamente las que sufran movilidad reducida.

Gema Igual ha explicado que los bono-taxi, que tienen un valor unitario de dos euros, son compatibles con cualquier otra ayuda a la movilidad y pueden solicitarse desde hoy en las oficinas del Área de Bienestar Social –para empezar a utilizarla a partir del 1 de enero- los empadronados en Santander que tengan legalmente reconocida una discapacidad que impida o dificulte utilizar el transporte colectivo.

Otros de los requisitos serán no poseer vehículo propio adaptado para la conducción; que, siendo propietarios de ese vehículo adaptado, no tengan carné de conducir; o que, siendo propietario del vehículo adaptado y estando en posesión del carné de conducir, esté imposibilitado para la conducción.

Su validez es anual, y quienes, por cualquier circunstancia durante el año en curso no puedan hacer uso de todos los bono-taxis concedidos, devolverán los no utilizados al área de servicios sociales del Ayuntamiento.

La alcaldesa ha precisado que estos vales se otorgan en función de la renta, de forma que se entregarán hasta 250 bonos anuales a las personas beneficiarias cuyos ingresos per cápita no superen el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM); hasta 125 Bonos anuales a las personas beneficiarias cuya renta per cápita se encuentre entre 1 y 1,5 veces el IPREM; y hasta 75 Bonos anuales a quienes tengan unos ingresos per cápita que excedan del 1,5 veces y no superen 2 veces el IPREM

También ha matizado que las personas beneficiarias, que puede ir acompañadas, entregarán los bono-taxis a los taxistas como contraprestación del transporte, pudiendo utilizar todos los vales que se precisen por servicio, y cuando el importe del viaje efectuado lo requiera, deberán abonar en moneda la diferencia que resulte entre el precio del trayecto y el valor de los bono-taxis aportados.

“En ningún caso el taxista devolverá en metálico la diferencia entre el coste del viaje y los bono-taxis aportados, ni recogerá ninguno por valor superior al mismo”, ha explicado Gema Igual, poniendo como ejemplo que si el coste del viaje son 4,50 euros se entregarán dos vales y 50 céntimos en dinero.

Asimismo, ha subrayado que se trata de una medida más de apoyo a las personas con discapacidad para facilitar sus desplazamientos y que puedan disfrutar de los mismos derechos que el resto de los ciudadanos.

Del mismo modo, ha recordado otras medidas ya desarrolladas para que las personas con una discapacidad de más del 65% viajen gratis y quienes tengan un grado de discapacidad del 33 al 64% pueden acceder al TUS con un bono mensual de 17 euros.

De otro lado, la alcaldesa ha expresado el apoyo del Ayuntamiento al sector del taxi, con cuyos representantes ha estado en contacto desde el inicio de la crisis, y ha valorado su “proactividad” y su búsqueda constante de soluciones. Por ello, dentro del plan de choque ‘Santander a punto’ han podido optar a las ayudas directas que otorga la Concejalía de Empleo, cuyo plazo de solicitud termina hoy, con subvenciones de hasta 600 euros para sus gastos corrientes.

Otras de las medidas que se van a poner en marcha son las ayudas para la renovación de los vehículos hacia modelos híbridos o eléctricos “y se está estudiando ampliar los bonos para los desplazamientos de las personas mayores a los hospitales o centros de salud”, ha remarcado.

Por su parte, el presidente de la Federación Cántabra del Taxi ha agradecido la implicación y el apoyo del Ayuntamiento “que llega además en un momento muy complicado para el sector” y ha indicado que Santander cuenta con 14 vehículos adaptados de las 230 licencias que existen en la ciudad.