Santander será Ciudad 30 para conseguir una movilidad más segura y sostenible

Santander será Ciudad 30, según ha anunciado el concejal de Movilidad Sostenible, César Díaz, quien ha avanzado el compromiso del Ayuntamiento de reducir a 30 kilómetros por hora la velocidad permitida en los viales de un solo carril o de un carril para cada sentido. El Consistorio estudiará además la posibilidad de extender esta medida a otro tipo de vías.

De este modo, apostamos por conseguir una movilidad más segura y sostenible, garantizar un flujo de tráfico con menos atascos y congestiones, favorecer los desplazamientos activos -peatonales o en bicicleta-, y mejorar la competitividad del transporte público.

“Somos conscientes de los retos a los que se enfrentan las ciudades a nivel de movilidad y apostaremos por una política vial más humana y sostenible”, ha asegurado Díaz, para quien esta medida permitirá mejorar las calles como espacios de convivencia, calmar el tráfico, reducir la accidentalidad y el ruido ambiental, optimizar la calidad del aire y fomentar los desplazamientos sostenibles.

El responsable municipal ha destacado el esfuerzo que está realizando el Consistorio en las últimas semanas para adecuar la movilidad en el municipio a las circunstancias de la actual crisis sanitaria y a las medidas de distanciamiento social necesarias.

Así, ha recordado la actual gratuidad del servicio municipal de transporte urbanos TUS, -que funciona con las medidas de seguridad y prevención recomendadas por las autoridades sanitarias-, la reapertura del servicio municipal de alquiler de bicicletas TUSBIC o las restricciones al tráfico para facilitar la movilidad peatonal y ciclista en algunas de las zonas más concurridas de la ciudad.

También se ha referido a la adecuación de pasos de cebra y ciclos semafóricos, y ha anunciado que desde hoy se ha comenzado a anular los pulsadores de los semáforos y a incrementar el tiempo de cruce a favor del peatón. Igualmente, se está trabajando en una campaña de sensibilización ciudadana para informar sobre todas las medidas para favorecer la movilidad peatonal, ciclista y el transporte público.

“Estaremos muy atentos de las recomendaciones de Salud para que la ciudad esté adaptada a las nuevas necesidades de los ciudadanos”, ha asegurado Díaz, quien ha recordado que la limitación de velocidad a 30 km/h no es una medida arbitraria sino que está avalada por la propia Organización Mundial de la Salud.

La OMS estableció en un estudio sobre atropellos y velocidad que el riesgo de fallecer como consecuencia de un atropello se reduce como mínimo cinco veces si la velocidad del vehículo que impacta es de 30 km/h en lugar de 50.

La limitación a 30, -que ya existe en varios viales de la ciudad-, disminuirá el ruido, los niveles de dióxido de nitrógeno y los atascos, mejorando sustancialmente la convivencia en el espacio urbano.

Según ha asegurado el concejal, es necesario reducir el uso actual del coche y la contaminación para favorecer una mejora general de la salud. “Con este nuevo compromiso en materia de movilidad, Santander será una ciudad más amable con sus vecinos, tanto desde el punto de vista de su salud como de su movilidad y seguridad vial, y más atractiva también para la actividad económica”.

Ejes ciclables y nuevos aparcamientos cubiertos para bicis

Díaz ha anunciado además que el Ayuntamiento está estudiando diversos ejes ciclables sobre la calzada, para que los vecinos se sientan más seguros y cómodos cuando opten por desplazarse en bicicleta.

Además, ha avanzado, la Junta de Gobierno Local aprobará hoy lunes un cambio de financiación para poner en marcha el suministro e instalación de nuevos aparcamientos cubiertos para bicicletas en distintos puntos del municipio.

“No vamos a escatimar esfuerzos a favor de la pacificación del tráfico urbano, potenciando el uso de la bicicleta y mejorando la situación de los usuarios más vulnerables, especialmente de las personas mayores y los niños”.