Voluntariado Ambiental en Liébana

La Fundación Oso Pardo va a llevar a cabo siete jornadas de plantación de frutales para el oso en el marco del Plan Provoca, repartidas entre la primavera y el otoño. Las próximas se llevarán a cabo los días 10 y 16 de febrero.

Con esta actividad se pretende enriquecer el hábitat del oso pardo en unos montes frecuentados por ejemplares de esta especie amenazada. Los osos buscan ávidamente las cerezas en los meses de junio y julio, cuando en el bosque la oferta de alimentos para los plantígrados es pobre.

Además se plantan manzanos, cuya fruta es igualmente apetecida por los osos, y está previsto utilizar árboles de otras especies como ciruelos, mostajos, pudios y arraclanes.

El objetivo es conseguir plantar 2.000 frutales en los montes de Pesaguero y Cabezón de Liébana, según el Plan PROVOCA. Dentro de éste la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo ha programado un amplio abanico de actividades relacionadas con la educación ambiental y el voluntariado con el objeto de conocer, valorar, conservar y mejorar el entorno en el que vivimos.

Como inicio de las actividades un grupo de 45 voluntarios, entre ellos el Consejero de Medio Ambiente Javier Fernández y el Presidente de la Fundación Oso Pardo (FOP) Guillermo Palomero, plantaron cerca de 300 cerezos y manzanos en una zona del ayuntamiento de Pesaguero.