Blanco destaca la labor investigadora del Instituto Español de Oceanografía para luchar contra el cambio climático en Cantabria

La fotografía es de José Cavia.

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha destacado hoy la importante labor investigadora que realiza el Instituto Español de Oceanografía (IEO) en la lucha contra el cambio climático en Cantabria con sus diferentes estudios dedicados a las ciencias del mar, en concreto, al conocimiento científico de los océanos, la sostenibilidad de los recursos pesqueros y el medio ambiente marino.
Blanco ha realizado estas declaraciones durante la visita que ha realizado a las instalaciones del Centro Oceanográfico que el IEO tiene en Santander para conocer de primera mano las líneas de investigación que lleva a cabo en la Comunidad Autónoma.
Tras conocer cada uno de los proyectos y felicitar a los responsables por su gestión, el consejero ha reafirmado el compromiso de su departamento de fortalecer las vías de colaboración con el Instituto de Oceanografía, al que se ha referido como organismo fundamental para combatir los efectos del cambio climático.
“Se trata de un centro con un gran potencial investigador y Cantabria debe aprovechar los grandes estudios que realizan sus investigadores sobre los procesos que tienen lugar en el mar, las afecciones al ecosistema y el impacto de las actuaciones humanas”, ha subrayado Blanco.
Así, ha explicado que su departamento va a impulsar la colaboración con el IEO para el avance de manera conjunta en proyectos de gran importancia para la Comunidad Autónoma, como el proyecto LIFE Intemares, la primera iniciativa a nivel nacional que integra diversos fondos, políticas y actores para la gestión de una red de espacios marinos protegidos; las estrategias marinas que lleva a cabo el IEO en la región para lograr el buen estado ambiental de los mares; la continuidad de la colaboración entre ambas instituciones parta el mantenimiento de la boya de control de datos que el IEO explota en Santander, y la posibilidad de que la Consejería ceda al Instituto un barco para sus labores de investigación.
También se han referido a las diferentes actuaciones que desarrollan de manera conjunto, a través del Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA), como el estudio de las aguas litorales; el seguimiento de las características oceanográficas de las aguas costeras de la costa de Cantabria; la estación receptora de imágenes de satélite de la temperatura superficial del mar; la boya oceanográfica Augusto González Linares, frente a la costa de Santander, y la educación ambiental y el voluntariado, a través del Plan PROVOCA.
Blanco, quien ha estado acompañado en la visita por la directora del Centro Oceanográfico de Santander del Instituto Español de Oceanografía, Alicia Lavín, ha destacado la importancia de la colaboración que la Consejería mantiene con el Instituto a la hora de garantizar el mantenimiento de todos sus instrumentos de actuación y la contratación de personal investigador especializado.
Por su parte, la directora del Instituto ha agradecido al consejero la predisposición de departamento de impulsar la colaboración entre ambas instituciones ya que, según ha dicho, “permitirá retomar muchas líneas de investigación en las que participamos de manera conjunta, así como emprender nuevas líneas y contratar más personal”.
En este sentido, ha recordado que el Instituto tiene previsto un crecimiento de plantilla, nuevos proyectos de futuro y una ampliación de sus líneas de investigación.
La visita ha contado con la presencia del secretario general de la Consejería, Francisco José Gutiérrez; el director general de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático, Antonio Lucio, y el director del CIMA, Agustín Ibáñez.