Cantabria contará con 25 nuevos valoradores de la Dependencia, lo que permitirá agilizar el acceso a las prestaciones

El Gobierno de Cantabria, a través de la Consejerías de Políticas Sociales y Sanidad, está impartiendo un curso de formación para que 25 nuevos profesionales sociosanitarios se acrediten para poder evaluar las solicitudes de reconocimiento de la situación de dependencia y, si procede, establecer el plan individual de atención, en el que quedarán determinados los recursos y prestaciones a las que tiene derecho.
La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez, y el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, han asistido esta mañana a la primera jornada presencial del curso ‘Valoración de la situación de Dependencia’, que comenzó a mediados de enero y finalizará el próximo 16 de marzo.
La titular de Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez, ha destacado la importancia de este curso, ya que cuando concluya se va a pasar de contar con 72 profesionales acreditados a 97, lo que supone un incremento del 35%. “Gracias a este curso de acreditación nos acercaremos al centenar de profesionales cualificados para valorar la dependencia, lo que nos a permitir agilizar el tiempo medio de tramitación de los expedientes”, ha subrayado.
La consejera ha apuntado que desde el año 2012 no se impartía un curso de este tipo dirigido a personal del Servicio Cántabro de Salud (SCS) y ha enmarcado esta medida dentro del cumplimiento de los objetivos de legislatura. “Es un paso muy importante para alcanzar esos 180 días que nos hemos fijado como plazo máximo para resolver una solicitud, frente a los 210 actuales”, ha indicado.
Según ha explicado, los alumnos, que son profesionales del ámbito social y sanitario, van a aprender a aplicar el baremo de valoración de los grados y niveles de Dependencia (BVD) que marca la normativa, así como los procedimientos administrativos.
“Estamos hablando de personas que piden una prestación y cada caso tiene que ser analizado de forma individual por profesionales expertos que trabajan en Dependencia y cuentan con la formación y sensibilidad necesaria para valorar y determinar el grado y las prestaciones recomendadas a cada usuario”.

En este sentido, Ana Belén Álvarez ha resaltado la importancia de la cualificación de los profesionales del sector, que son “un elemento imprescindible en el engranaje del Sistema de Dependencia, donde el factor humano juega un papel primordial”.
Finalmente, la consejera ha querido poner en valor también el trabajo de los técnicos y personal del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) y del Servicio Cántabro de Salud (SCS) que han organizado conjuntamente este curso, ya que “sin su colaboración no hubiera sido posible”.
Junto a la consejera de Empleo y Políticas Sociales y al consejero de Sanidad, en la inauguración de esta jornada han estado también la directora del ICASS, María Antonia Mora, la subdirectora de Dependencia, Teresa del Vigo; la directora gerente del Servicio Cántabro de Salud, Celia Gómez; la directora de Atención Primaria, Alicia Gómez; el director de Enfermería de la Gerencia Atención Primaria, Luis López, y el subdirector de Cuidados, Pedro Herrera.
El curso
El curso consta de 3 módulos temáticos, con una parte online ya finalizada y una parte presencial de 5 sesiones, así como prácticas de aplicación de los baremos de valoración de la dependencia. Los 25 alumnos van a recibir 60 horas de formación que les va a permitir adquirir conocimientos sobre el marco legislativo y los procedimientos administrativos en materia de valoración de la situación de dependencia; reconocer la importancia de cómo interaccionan la persona con su entorno a efectos de funcionalidad; los condicionantes de salud de la persona, su medio y los productos de apoyo prescritos; el proceso de determinación de discapacidad y los instrumentos comunes de valoración con la situación de dependencia; baremos establecidos para la valoración de la dependencia en todas las etapas de la vida; y criterios generales para la aplicación del BVD.
Cifras de valoraciones y grado de dependencia en Cantabria
Según los datos del ICASS, a 31 de diciembre había en Cantabria 26.429 expedientes abiertos, de los que el 97,3% están resueltos y el 2,8% pendientes de resolver. De los 25.693 dictámenes de valoración del Grado de Dependencia, a 21.354 personas se les ha reconocido situación de dependencia.
De esta cifra, que supone el 4,3% de la población, a 5.995 se les ha reconocido un Grado I (dependencia moderada); a 8.625 un Grado II (dependencia severa) y a 6.734 un Grado III (gran dependencia). A cada una de estas personas la Administración les ofrece la posibilidad de recibir uno o varios servicios de teleasistencia, ayuda a domicilio, centro de día, centro residencial, servicio de promoción y prevención o prestaciones económicas.