Cantabria proporcionará ayuda quirúrgica a niños de países en vías de desarrollo con patologías muy graves imposibles de tratar en sus lugares de origen

Fotografía Natalia Rasillo
La Consejería de Sanidad y la Fundación Infancia Solidaria trabajarán de forma coordinada para proporcionar ayuda quirúrgica a niños con enfermedades muy graves de países en vías de desarrollo, que no cumplen las condiciones adecuadas para ello por falta de recursos o medios humanos y técnicos.

El consejero del área, Miguel Rodríguez, y el presidente Fundación Infancia Solidaria, Pepo Díaz, han ultimado hoy los términos de la colaboración en el transcurso de un encuentro en el que también ha participado el delegado de la ONG Ayuda, Intercambio y Desarrollo (AIDA).

«Queremos y debemos aportar nuestro granito de arena para mejorar la calidad de vida de estos niños e intentar ganarle la batalla al círculo vicioso que supone el binomio pobreza-enfermedad», ha reconocido Miguel Rodríguez. El titular de Sanidad se ha referido a que la cooperación al desarrollo en salud es una cuestión de justicia, pero cuando se trata de niños gravemente enfermos es de responsabilidad, de ética y de humanidad. «Muchos de ellos no van a tener una segunda oportunidad y Cantabria no podía seguir mirando para otro lado mientras hay niños en algún lugar del mundo que mueren sin poder ser intervenidos».

Cantabria se suma así a otras 6 comunidades autónomas (Galicia, Asturias, Cataluña, Madrid y Andalucía) que ya prestaban ayuda humanitaria acogiendo en sus hospitales públicos a niños del África Subsahariana y América Central, fundamentalmente de Guinea Bissau, Etiopía, Kenia, El Salvador, Honduras y Nicaragua, aunque también ha habido algún caso de Venezuela.

Pepo Díaz ha explicado que, hasta el momento «hemos conseguido operar en España a una media de 30 niños al año». En concreto, el año pasado, se realizaron 31 intervenciones quirúrgicas de gran dificultad en hospitales de nuestro país, con un coste económico insignificante, y 18 en sus lugares de origen.

Las intervenciones, una vez se articule la colaboración para hacer efectiva la ayuda junto a la Dirección General de Cooperación de la Consejería de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte, se realizarán en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, un centro con amplia experiencia en intervenciones pediátricas en áreas como traumatología, neurocirugía, cirugía maxilofacial y oncología quirúrgica.