El Ayuntamiento retoma las visitas a los barrios y agradece el papel de las asociaciones vecinales durante la pandemia

El Ayuntamiento de Santander ha retomado este miércoles las visitas a los barrios, con el objetivo de continuar con el contacto permanente con las asociaciones vecinales de cara a atender sus necesidades y avanzar en actuaciones de futuro que mejoren el entorno más próximo de los santanderinos.

La alcaldesa Gema Igual ha iniciado esta nueva ronda de visitas en Entrehuertas, un encuentro en el que se han seguido todas las recomendaciones marcadas por las autoridades sanitarias y en el que la regidora ha gradecido el contacto permanente, -vía telefónica y telemática-, que ha mantenido con los vecinos desde el inicio de la pandemia.

“Hoy reactivamos las visitas a los barrios de forma presencial, porque como he dicho en muchas ocasiones, aunque desde el confinamiento hemos seguido manteniendo los contactos con los vecinos y sus representantes vecinales, hemos echado mucho de menos el contacto físico con ellos”, ha asegurado igual, que ha estado acompañada por la concejala de Barrios Carmen Ruiz, y responsables de los servicios técnicos de mantenimiento y conservación y los talleres municipales.

“Hemos venido a reafirmar a los vecinos nuestra disposición a continuar mejorando el barrio y a agradecerles y reconocer la enorme función que desempeñan ayudando a quienes peor lo están pasando en el barrio”, ha asegurado.

Igual ha destacado la estrecha relación que mantienen los vecinos, cómo se ayudan unos a otros para cubrir las necesidades de las familias más vulnerables y en otros aspectos como los anímicos y emocionales.

Por ello, ha agradecido la preocupación de la asociación de vecinos de Entrehuertas por el barrio y por estar pendientes de todas las necesidades del entorno durante estos meses. “Las asociaciones de vecinos han vuelto a demostrarnos que no solo están para reivindicar las actuaciones que consideran justas para su entorno sino que además están junto a los vecinos cuando más se les necesita”.

“Desde el Ayuntamiento hemos mantenido un contacto telefónico permanente con estos vecinos y queremos reconocerles su solidaridad, su generosidad, su altruismo y su implicación para conseguir aliviar en la medida de lo posible esta situación tan difícil que ha originado la pandemia”, ha recalcado.

Con esta visita, ha indicado Igual, se retoma el contacto “in situ” con los vecinos para continuar recogiendo sus necesidades, seguir haciendo ciudad y avanzar en la mejora de las diferentes zonas y dotaciones.

Igual continuará en los próximos días visitando los distintos barrios del municipio, acompañada por la responsable del área y los técnicos municipales.

Actuaciones municipales en Entrehuertas

El Ayuntamiento de Santander inauguró el pasado mes de febrero las nuevas escaleras mecánicas de Enrique Gran que han permitido salvar un desnivel total de 15,5 metros y contaron con una inversión municipal de 800.000 euros.

La actuación, que incluyó la instalación de tres tramos de escaleras mecánicas de diferentes longitudes (la primera de ellas, de 10,40 metros; la central, de 17,67 metros; y la última, de 11,49 metros) incluyó además la mejora de las redes de abastecimiento y saneamiento así como de la red eléctrica, alumbrado y telecomunicaciones; la ejecución de aceras y el asfaltado de las calles; construcción y pavimentación de la plaza situada en la parte superior de la obra; y los trabajos de iluminación, jardinería, barandillas y mobiliario urbano.

En los últimos años, se han venido acometiendo diversas actuaciones en el barrio para mejorar sus espacios públicos, como la mejora de la accesibilidad en la calle Miralmar, la renovación urbana y ensanche de la calle Prado San Roque, la mejora de viales dentro del plan de asfaltados o la renovación de la pista deportiva en el marco del contrato para renovar las pistas polideportivas repartidas por todo el municipio.

En este entorno, el Ayuntamiento ejecuta también la renovación de la calle Antonio Cabezón, que afecta tanto a esta calle como a sus conexiones con los viales adyacentes, y permitirán renovar pavimentos, aceras, escaleras y redes de abastecimiento y saneamiento.

También se han llevado a cabo obras de regeneración urbana en todo el entorno de las calles San Simón, Macías Picavea, Laredo, Sol y Valliciergo; el ensanche de la calle Los Aguayos y la calle José Rioja.

El Ayuntamiento dispone de un presupuesto superior a los cinco millones de euros, que se reparten a lo largo del año en diversas iniciativas propuestas por los vecinos para atender al día a día de los barrios, tanto en su mantenimiento, como para las intervenciones que se realizan de forma habitual y constante, o las obras de mayor magnitud que se requieren.