El curso 2020-2021 contará con 201 docentes más en las aulas y Educación recomienda el uso de mascarilla para el alumnado de tres a cinco años

El curso 2020-2021 arrancará en el próximo 7 de septiembre con, al menos, 201 docentes más en las aulas de los centros educativos, en los que el uso de la mascarilla, obligatoria a partir de Primero de Primaria, se aconseja también para el alumno de 3 a 6 años. Las actividades complementarias estarán suspendidas desde el inicio curso y la Educación Física, de celebrarse, habrá de respetar una distancia interpersonal de cuatro metros y realizarse, preferentemente, al aire libre.

Estas son las principales novedades anunciadas hoy por la consejera de Educación, Marina Lombó, que, acompañada por los directores generales de Centros y de Ordenación Académica y Personal Docente, Jesús Oria y Javier Gutiérrez, respectivamente, ha comparecido en rueda de prensa para presentar el protocolo definitivo para la vuelta a las aulas, «mejorado» con las aportaciones de la comunidad educativa y que se publicará mañana en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC). Además de la consejera, ha intervenido también la directora general de Salud Pública, Paloma Navas.

Según ha explicado Lombó, y en lo que supone un «esfuerzo sin precedentes» en la asignación del cupo, la red de centros públicos de Cantabria contará el próximo curso con 201 docentes más, 86 en Educación Infantil y Primaria y 115 en Educación Secundaria, ESO y Bachillerato. Este incremento supondrá un coste adicional de más de 9,3 millones de euros en materia de personal.

«Habrá más profesores que nunca antes», ha dicho Lombó, quien ha querido destacar que este incremento de docentes se suma a los efectuados desde el curso 2015-2016 (se han incrementado 508 docentes desde entonces), que permite a Cantabria, ha dicho, «afrontar estas circunstancias con una situación de partida muchísimo mejor que otras Comunidades Autónomas», con unas ratios «impensables» en otros territorios: 9,68 alumnos por docente en Educación Infantil y Primaria y 8,13 en Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional.

Aunque se ha diseñado también un cupo ordinario, será este extraordinario o ‘Cupo COVID’ el que estará en las aulas el próximo día 7 cuando los alumnos comiencen a regresar a ellas y permanecerá en ellas hasta el fin de la crisis sanitaria.