El parque municipal de bomberos celebra este domingo su jornada de puertas abiertas

El parque municipal de bomberos de Santander abrirá sus puertas este domingo, día 5 de mayo, para mostrar a los vecinos sus instalaciones, los medios y equipos con los que trabajan y, sobre todo, la labor que prestan a los ciudadanos.
Organizada por la Agrupación Deportiva Bomberos de Santander, esta jornada de puertas abiertas se desarrollará entre las 10.00 y las 14.00 horas e incluirá simulacros y actividades divulgativas dirigidas a ciudadanos de todas las edades y especialmente diseñadas para el público familiar.
El concejal de Personal y Protección Ciudadana, Pedro Nalda, ha recordado que esta iniciativa despierta todos los años gran interés entre los santanderinos y ha asegurado que es también una oportunidad para poner en valor el trabajo que realiza el cuerpo.
Así, quienes se acerquen el domingo al parque de bomberos podrán ver las instalaciones, los vehículos, equipos y medios de trabajo, y disfrutarán de la proyección de un vídeo sobre la historia y la labor del cuerpo.
Además, podrán presenciar un simulacro de intervención en el que se recreará un incendio en con rescate y evacuación, un ejercicio que se desarrollará en la torre de prácticas del parque y en el que intervendrán una autobomba, una escala y varios bomberos.
Para los más pequeños, habrá juegos e hinchables y podrán participar en una prueba de orientación a oscuras y con equipos autónomos en un contenedor de entrenamiento de los bomberos que está distribuido en su interior como si se tratara de una vivienda.
El concejal de Protección Ciudadana ha animado a los santanderinos a disfrutar de esta jornada y conocer las instalaciones del parque y sus profesionales, que demuestran un compromiso permanente con los ciudadanos, no sólo en su labor diaria, sino también organizando jornadas como ésta.
El Parque de Bomberos de Santander cuenta con una superficie de alrededor de 7.300 metros cuadrados en la que se distribuyen diferentes espacios.
Además de las cocheras, que tienen capacidad para albergar hasta 24 vehículos y 15 habitaciones para bomberos, está el edificio social, con los vestuarios, comedor, salas de descanso, despachos, gimnasio y piscina de entrenamiento; así como el museo, que conserva las piezas y los vehículos históricos que tiene el Servicio Municipal de Bomberos.
Para la práctica y entrenamiento los bomberos santanderinos disponen de la torre de maniobras, de 21 metros de altura y 7 plantas, y también de la galería de humo, para simular técnicas de búsqueda y rescate en diferentes tipos de construcciones y edificios y para el entrenamiento y formación en áreas como el estrés, orientación y reacciones rápidas.