El PRC pide una rebaja del IBI del 25 por ciento para las viviendas en barrios degradados

El portavoz del Grupo municipal regionalista, José María Fuentes-Pila, ha instado  al equipo de Gobierno a que comience a estudiar una rebaja del 25 por ciento en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para las viviendas situadas en barrios degradados.
El regionalista ha lanzado esta propuesta tras visitar el entorno de las calles Duque de Ahumada y Concepción Arenal, que presenta un “lamentable estado de abandono” y donde los vecinos pagarán este año recibos de IBI superiores a los 350 euros por vivienda “media”. 
Dado que las ordenanzas fiscales se elaboran en septiembre, ha pedido al equipo de Gobierno que se ponga a trabajar “ya” para estudiar esta medida y la elaboración de un listado de posibles núcleos afectados. Así, ha instado al equipo de Gobierno a “comprometerse” con los barrios degradados de la ciudad a través de de la rebaja del IBI hasta que “se ejecuten los proyectos mínimos para garantizar la accesibilidad, la limpieza y la seguridad de los mismos”.
Duque de Ahumada
En concreto, para el regionalista, el entorno del Duque de Ahumada presenta problemas de “limpieza y seguridad ciudadana”, a los que “no se está haciendo frente” y sostiene que la actuación del Ayuntamiento en esta área se “ha limitado” en los últimos cuarenta años a la puesta en marcha de “once huertos sostenibles para once personas”.
En concreto, al propuesta de los regionalistas pasa por unir Castilla-Hermida y la calle Alta a través de un recorrido de medio kilómetro, que las comunicaría en apenas cinco minutos andando. Para ello, plantean mejorar el tramo de pasarela ya existente en las inmediaciones de la sede de la Policía Local de la calle Castilla, dotándola de un techo y una pared acristalada que protejan de la lluvia y del viento del oeste.
La pasarela, en lugar de por el camino existente paralelo al ferrocarril, continuaría mediante un nuevo puente de unos cien metros sobre las vías, hasta llegar a la pared rocosa sobre la que se sitúa la calle Alta.
En ese punto, se proponen dos ascensores panorámicos, que salvarían el desnivel hasta las inmediaciones de la Plaza de los Derechos Humanos en la calle Alta. La solución se completa convirtiendo las escaleras actuales de la calle Falange Española bien nuevamente en un ascensor, bien en escaleras mecánicas, que permitirían además dar una mejor accesibilidad a todos los residentes en esa zona de las calles Alta e Isaac Peral.