El Sardinero HC golea a uno de los favoritos y continúa como líder de División de Honor “B”

Los chicos del Sardinero HC están sorprendiendo a propios y extraños en su regreso a la categoría de plata. En la cuarta jornada golearon (5-1) a la UD Taburiente, un equipo con aspiraciones de ascenso a División de Honor, con cuatro goles de Javi Burgos y uno del juvenil Laro Pozuelo.
El conjunto visitante comenzó mejor el choque y, con la intensidad que le caracteriza, disfrutó de las mejores ocasiones en el inicio hasta que, en el segundo cuarto, el pichichi local Javi Burgos inauguró el marcador por partida doble. “Estuvimos muy bien en defensa desde el segundo periodo, hicimos un partido muy completo y tanto nuestros porteros, atrás, como nuestros delanteros, arriba, fueron muy efectivos”, resumía el técnico local.
Sin embargo, un arreón del cuadro canario en el tercer cuarto gracias a la calidad de sus delanteros redujo distancias, de penalti, pero el equipo santanderino respondió muy rápido para volver a poner tierra de por medio con otra diana de Javi Burgos y en el último periodo sentenció el choque con un tanto del juvenil Laro Pozuelo y otro más de Burgos. “Nos costó contener a sus delanteros pero cuando lo hicimos manejamos muy bien los tiempos del partido. Tenemos dos años más de experiencia y un punto de madurez que no teníamos hace dos años”, afirmaba Siri, quien insistía, además, en que el partido fue mucho más “duro y complicado” de lo que refleja el marcador final y en “mantener los pies en el suelo” porque el objetivo de la permanencia no cambia pese a esta buena racha.
El goleador Javi Burgos insistía en que el resultado no es un reflejo de la dureza del partido y, sobre su excepcional racha de cara a portería, afirmaba que “es producto de la buena defensa y lo serios que estamos atrás –tan solo tres goles en contra en cuatro partidos-, eso nos abre muchos espacios en ataque y en mi caso tengo muchas ocasiones que, por suerte, ahora están entrando”.
En la quinta jornada, el conjunto cántabro volverá a jugar en casa, en el Complejo Municipal Ruth Beitia (La Albericia) frente a otro equipo que ocupa la parte alta de la tabla: la Real Sociedad 1927.