En servicio las áreas de juego y deportivas de la tercera fase de la renovación urbana de Polio

Las áreas deportivas y de juego incluidas en la tercera fase de las obras de renovación urbana del barrio de Polio están ya en servicio, una vez concluidos los trabajos en toda esta zona, en el entorno de General Dávila y del colegio Salesianos.
Las obras continúan ahora en la zona 4, que comprende la calle Juan del Castillo y su entorno, además del área situada al final de Fernando de los Ríos.
En el caso de la zona que se ha reabierto ahora a los vecinos, se ha renovado todo el área recreativa situada frente al centro educativo, con la instalación de juegos infantiles y de ejercitación.
También se ha actuado en un solar sin uso en el que se ha urbanizado una zona de unos 600 metros cuadrados, creando 20 plazas de aparcamiento.
Además, se ha pavimentado una superficie de alrededor de 1.500 metros cuadrados de viales de tráfico compartido en zonas de escasa anchura, con acabado de asfalto impreso con textura de adoquín rojo.
Asimismo, se ha renovado una pista de futbito en la calle Ramón Sáez de Adana que estaba en desuso, donde se ha acondicionado una zona para practicar baloncesto y un área para juegos infantiles y elementos de ejercicios para adultos.
Por lo que respecta a la zona 4, en la que se trabaja ahora, el proyecto incluye la reordenación de la calle Juan del Castillo, la delimitación de las plazas de aparcamiento, la creación de circuitos y aceras accesibles, la colocación de mobiliario urbano y el acondicionamiento de zonas de estancia para los vecinos.
Además, se van a reparar los muros que limitan con la Bajada de Rumayor y las escaleras de acceso, así como las barandillas.
Y en la zona final de Fernando de los Ríos se remodelará el espacio con el fin de optimizarlo, conseguir plazas de aparcamiento y cumplir la normativa de accesibilidad. También se actuará sobre la zona verde existente y se habilitará una glorieta alargada.
Las obras de renovación urbana del barrio de Polio, adjudicadas a la UTE Polio (Arruti Santander-Servicios Públicos y Contratas), cuentan con un presupuesto de 2,5 millones de euros y un plazo de ejecución de 12 meses.
Las dos primeras fases de la obra se pusieron en servicio a principios del mes de marzo y la cuarta estará terminada en verano.
Los trabajos se han programado por fases para minimizar las afecciones al tráfico y al aparcamiento y para poder ir reabriendo también paulatinamente los espacios públicos al uso ciudadano.
Mientras se ejecuten los últimos trabajos correspondientes a la zona 4 se tratará también de generar las menores afecciones.
En total, el proyecto de renovación urbana del barrio abarca una superficie de 70.584 metros cuadrados y contempla el ensanche de aceras, la creación de itinerarios peatonales accesibles, actuaciones en viales, la renovación de servicios (abastecimiento y saneamiento), el acondicionamiento de espacios verdes y la instalación de mobiliario urbano.