La Escuela Municipal de Pádel Astillero-Guarnizo abre el periodo de inscripción

La Escuela Municipal de Pádel Astillero-Guarnizo acaba de abrir el periodo de inscripción para todos aquellos interesados en aprender o formarse en esta disciplina deportiva. La escuela está coordinada por el club de Pádel Astillero-Guarnizo y en ella pueden participar niños y jóvenes desde los 4 a los 16 años. Los interesados pueden optar por recibir una hora y media de clase un día a la semana (viernes) o recibir esa misma hora y media repartida en dos clases de 45 minutos cada una de ellas dos días a la semana, a elegir entre los lunes y miércoles, martes y jueves y sábados y domingos. El precio del curso por cuatrimeste para los empadronados en el municipio que sean socios del club será de 55 euros y de 70 para los no residentes. La inscripción puede ser efectuada hasta el 25 de septiembre, es decir, hasta este miércoles, y deberá ser entregada en la recepción del pabellón La Cantábrica. Los interesados podrán recabar más información en el teléfono 655 844 549. Hay además un correo electrónico en la dirección padelastillero@padelastillero.com.

Antes del año 2007 únicamente existían en el complejo exterior de La Cantábrica dos pistas de pádel pero en esa fecha el Ayuntamiento de Astillero construyó dos nuevas canchas. Estas últimas y las reformas que se ejecutaron en las otras permiten desde ese momento ofrecer una amplia zona deportiva dedicada a la práctica del pádel. Las pistas construidas siguen las normas tipo establecidas por la Federación Española por lo que el club de pádel está en condiciones de organizar diversos torneos y certámenes homologados tanto a nivel regional como nacional.
Además, las dos nuevas canchas están cubiertas por la estructura de madera construida por el Consistorio, también en el año 2007, y que no sólo abarca a estas últimas sino a las otras dos de pádel que se reformaron así como a dos pistas de tenis y tres de petanca. La envergadura de esta estructura, cuya superficie total alcanza los 3.100 metros cuadrados, la convierte en una de las obras de este tipo más importantes efectuadas en Cantabria. La cubierta abre así nuevas posibilidades para la práctica de estos deportes ya que ha mejorado las condiciones en las que se llevan a cabo.

Esta mejora posibilita también a los usuarios de estas pistas y a los miembros de los clubes y alumnos de las escuelas municipales, que su utilización no esté determinada por las condiciones climatológicas, ya que en caso de lluvia y especialmente en los meses de invierno, apenas eran operativas, carencia que ha venido a ser resuelta con la cubierta.