Las obras de la senda ciclista de Penagos a Sarón comenzarán en la segunda quincena de septiembre y acabarán en tres meses

La Consejería de Industria, por medio de su Dirección General de Transporte, comenzará en la segunda quincena de septiembre las obras de la senda clclista de Penagos que se dirige a Sarón, y que permitirá la conexión con bicicleta de los municipios del arco de la Bahía de Santander con el trazado entre Sarón y Ontaneda. La senda, que supone una inversión de 380.134 euros, tendrá una longitud de 3,1 kilómetros y se realizará en tres meses, que es el plazo que tiene la empresa SENOR, adjudicataria del proyecto. Cuando se termine, constituirá el trayecto ciclista más importante de Cantabria, recorriendo los 34 kilómetros aproximadamente que separan Santander de Ontaneda.
La obra de la Consejería de Industria forma parte del Plan de Movilidad Ciclista de Cantabria (PMCC), elaborado en 2013 y cuyo objetivo es fomentar el uso cotidiano de la bicicleta no sólo como un instrumento de ocio, sino como un modo de transporte sostenible y saludable.
Incluida dentro de la estrategia REDES, el Gobierno de Cantabria ha venido desarrollando la Red de Vías Ciclistas de la Bahía de Santander para permitir la conexión ciclista y peatonal de los municipios del arco de la Bahía, en concreto los municipios de Santander, Camargo, Astillero, Marina de Cudeyo y Villaescusa. Además, existen otras redes entre las que se encuentra la que, partiendo desde Sarón, llega hasta la localidad de Ontaneda, siendo interés del Gobierno de Cantabria conectar ambas redes, objetivo que se logrará con la obra de Penagos que salvará el paso por la carretera autonómica donde el tráfico de vehículos a motor generaba incomodidad e inseguridad entre los ciclistas.
Ambicioso proyecto
En opinión de Martín, completar este carril-bici supondrá un importante valor añadido a la zona y completaría el ambicioso proyecto de unir por vía ciclista el arco de la Bahía de Santander con Ontaneda, uno de los objetivos del Plan de Movilidad Ciclista de Cantabria, que además de su función de ocio y deportiva, también supone un medio de transporte más de acceso al trabajo y a los servicios de la ciudadanía en general. El consejero ha insistido en la necesidad de que este proyecto evite las infraestructuras del tráfico de vehículos a motor por el que en la actualidad es necesario pasar, al existir puntos donde la conectividad, tanto peatonal como ciclista, resulta complicada e insegura.
Trazado
La senda, que ha requerido la coordinación del Gobierno de Cantabria, los ayuntamientos implicados y el Ministerio de Fomento, evitará que los ciclistas tengan que utilizar la carretera con la consiguiente incomodidad y falta de seguridad. Procedente del antiguo trazado del ferrocarril de Villaescusa, la senda entra en Penagos por los caminos de la nueva concentración parcelaria de Sobarzo. Luego se dirige a la glorieta de encuentro del vial de servicio de la autovía A-8 Torrelavega-Solares con la carretera autonómica CA-142. También se conectará desde esta glorieta hasta el barrio de Sobarzo de Sarón y el tramo urbano de Sarón de la carretera N-634, y finalmente, desde este tramo urbano de Sarón llegará hasta la senda ciclable de esta localidad en la urbanización La Campanilla.
Su longitud tendrá características que variaran dependiendo de la necesidad de adaptación a las zonas por donde discurra.
Para el dimensionamiento y diseño del tramo se han seguido las recomendaciones establecidas por la guía de infraestructuras ciclistas que ha elaborado el Plan de Movilidad Ciclista de Cantabria (PMCC), aunque por las necesidades de las zonas por donde transcurre se han tenido que reducir las dimensiones en algunos puntos, cuya anchura varía entre 1 y 3,50 metros.