Los accidentes se disparan tras el estado de alarma y causan el doble de intervenciones de los servicios de emergencia

El número de rescates en montaña, playa, costa y traslados sanitarios por accidentes se han disparado tras la finalización del estado de alarma y han causado casi el doble de intervenciones de los servicios de emergencia autonómicos con 74 personas atendidas (un 270 por ciento más que en el mismo periodo de 2019).

Así, desde el 19 de junio, y tras 48 días en los que se han levantado las limitaciones de movilidad entre la población, se han registrado un total de 67 actuaciones, frente a las 34 del pasado año (un 97 por ciento más). Al tiempo, se han atendido a 74 personas con 4 fallecidos registrados (54 accidentados más, un 270 por ciento de incremento, dado que en 2019 se atendieron a 20 personas con 3 fallecidos en este periodo).

La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández Viaña, acompañada de la directora general de Interior, Jezabel Morán, ha informado de estos datos y ha apelado a la responsabilidad dela población para promover una actividad segura y minimizar los riesgos durante el resto del verano.

En este sentido, las estadísticas del Gobierno de Cantabria, según ha explicado Fernández Viaña, han detectado un incremento de la actividad en playas y montaña, tras el obligado confinamiento y restricciones a la movilidad, con gran afluencia de excursionistas y bañistas, algo que responde también a las recomendaciones sanitarias de buscar lugares abiertos y evitar las aglomeraciones de personas por el COVID-19. Se trata de un incremento de la demanda de rescates que “ya estaba previsto por los servicios de emergencia autonómicos”, ha subrayado.

A pesar del importante incremento en el número de intervenciones y personas afectadas, el 60 por ciento de las personas atendidas por los servicios de emergencia autonómicos han resultado ilesas y no han necesitado atención médica posterior. Son emergencias, ha señalado la consejera, en las que se ven implicadas personas desorientadas, deshidratadas y con agotamiento por cansancio importante que impide continuar la marcha, o bien, aisladas en las rocas y acantilados, en los casos de costas y playa.

La consejera ha aclarado que hasta el momento no se ha repercutido ninguna tasa a las personas afectadas por estos servicios, al no cumplirse “en ninguno de los casos” los supuestos previstos en la ley. En este punto, la directora de Interior ha señalado que se demuestra una falta de experiencia y, en aquellas situaciones a priori menores, con personas ilesas, ha justificado la intervención del equipo del helicóptero para reducir los tiempos y minimizar las consecuencias para personas con especial vulnerabilidad como personas mayores y niños.

Por último, la consejera de Presidencia ha expresado de nuevo el “orgullo” del Gobierno de Cantabria por la labor que realizan los servicios de emergencia por su “ejemplar trabajo y compromiso” y ha resaltado la coordinación de los distintos medios intervinientes: Dirección General de Interior, bomberos, Centro de Atención de 112, y equipo de intervención del helicóptero y servicios de otras administraciones públicas, que “funcionan como un engranaje”.

“Sabemos que las intervenciones más llamativas son las del helicóptero, muy activo en la temporada de verano, y queremos remarcar que este servicio siempre que se moviliza es porque es el medio más eficaz para atender la emergencia en curso. Su eficacia en traslados urgentes y en misiones en áreas de difícil acceso es indiscutible, y más si tenemos en cuenta que somos una de las pocas comunidades autónomas que tiene médico en su aeronave de rescate”, ha valorado la consejera, quien ha detallado que solo Asturias, Cataluña, Aragón y Alicante y cuentan con una aeronave medicalizada de estas características.

Ha recordado que el coste actual del servicio supera los 1,7 millones y que actualmente el Gobierno licita un nuevo contrato de asistencia integral del helicóptero, que supondrá un importe de 2.250.000, según el presupuesto de licitación. “Va a mejorar el servicio con un segundo helicóptero en los meses de diciembre a marzo, una máquina con más elementos de seguridad y potencia, un punto para el suministro de combustible en Tama en periodo estival y se introducirá una persona más en el equipo, al desdoblarse las funciones de gruista y mecánico”, ha indicado.