Santander condena el último asesinato machista

Miembros de la Corporación santanderina, trabajadores municipales y vecinos se han concentrado este mediodía en la plaza del Ayuntamiento para recordar a la mujer desaparecida el pasado 7 de agosto y cuyo cuerpo fue hallado sin vida este 19 de junio en Barcelona, asesinada presuntamente por su pareja sentimental.

Con este acto, Santander ha querido expresar nuevamente el rechazo de toda la ciudad hacia la violencia de género, una lacra que en lo que va de año se ha cobrado la vida de 26 mujeres en nuestro país y deja además 15 menores huérfanos. En este caso concreto la víctima no tenía hijos.

Además, a día de hoy y según las estadísticas del Ministerio de Igualdad, existen dos casos más ocurridos este año que se encuentran en investigación.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha vuelto a hacer hoy un llamamiento a los ciudadanos para que secunden las concentraciones que se convocan en la ciudad cada vez que una mujer es asesinada a manos de su pareja o ex pareja.

Al mismo tiempo, ha lanzado un mensaje de aliento a las víctimas para trasmitirles el apoyo del Consistorio y de toda la sociedad en su conjunto, y ha vuelto a apelar a la implicación de administraciones, asociaciones, profesionales y ciudadanos para denunciar cuando existan sospechas de que una mujer está sufriendo malos tratos y para ofrecer una pronta respuesta a las víctimas.

En este sentido, Igual ha recordado que Santander pone a disposición de las víctimas de violencia de género distintos servicios y programas municipales de intervención a través del Punto de Atención Integral a la Violencia PAIV, ubicado en el Centro de Igualdad, (General Dávila, 124, en el Centro Cívico María Cristina).

Las mujeres que sufren la violencia machista pueden informarse también de la línea municipal de ayudas concebidas para que puedan vencer las barreras económicas que impiden o dificultan en muchos casos dar el paso de denunciar y abandonar una situación de maltrato.

Finalmente, la regidora ha lamentado que son ya 1.001 las mujeres asesinadas en España desde 2003, cuando se iniciaron las estadísticas oficiales de víctimas mortales de la violencia de género.