Santander instala carteles en los semáforos para informar de la anulación de pulsadores y nuevos ciclos automatizados de cruce

El Ayuntamiento de Santander ha comenzado hoy la instalación de carteles en los semáforos que informan de la anulación de los pulsadores y la nueva regulación de los ciclos semafóricos, y recuerdan además el necesario distanciamiento social durante el cruce.

Así lo ha anunciado el concejal de Movilidad Sostenible, César Díaz, quien explica que estos carteles se desplegarán en un total de 443 pulsadores que existen actualmente en la red semafórica de la ciudad.

“Seguimos poniendo en marcha medidas de prevención y salubridad para los ciudadanos, y acondicionando el espacio público para que los desplazamientos a pie se puedan realizar con las máximas garantías, reduciendo el riesgo de contagio”, ha destacado.

Esta iniciativa, ha recordado, se suma a la reciente señalización de los pasos de cebra de la ciudad, especialmente los más concurridos, y a la regulación de los ciclos de los semáforos en favor del peatón, con el objetivo de garantizar la distancia necesaria y evitar las concentraciones de personas en el momento del cruce.

El Consistorio está finalizando la nueva señalización horizontal en los pasos de cebra del eje central Puertochico – Ayuntamiento – Valdecilla, incluyendo las transversales. Esta nueva señalización pretende regular los flujos de personas para que circulen por su derecha en el sentido de la marcha, evitando que los peatones puedan cruzarse unos con otros, y marca una franja central de separación para mantener la distancia requerida.

En la misma línea, ha añadido el responsable municipal, Santander ha restringido el tráfico en diferentes calles para facilitar la movilidad peatonal y ciclista en las zonas más concurridas como son Castelar, Gamazo, Reina Victoria, así como la Avenida del Stadium y Manuel García Lago, con el objetivo de incrementar la seguridad de los vecinos en sus paseos y salidas para hacer deporte.

Por último, ha recordado también que el Ayuntamiento ya ha comenzado a señalizar la zona del Ensanche, en la línea del compromiso adquirido para convertirse en Ciudad 30, una medida más con la que se pretende mejorar las calles como espacios de convivencia, que los ciclistas se sientan seguros en la calzada y puedan transitar de una forma cómoda y minimizando los riesgos, lo que contribuirá igualmente a calmar el tráfico, reducir la accidentalidad, el ruido ambiental y optimizar la calidad del aire.

«Santander sigue dando pasos para adaptar la movilidad ante el nuevo escenario producido por el covid-19, teniendo en cuenta las medidas de distanciamiento que será necesario mantener hasta el restablecimiento completo de la normalidad”, ha añadido.