Santander muestra su repulsa a la violencia machista con un minuto de silencio por la víctima de Barcelona

Santander ha reclamado hoy el fin de los asesinatos machistas con la celebración de un minuto de silencio que ha tenido lugar este mediodía en la Plaza del Ayuntamiento.

Miembros de la Corporación santanderina, trabajadores y ciudadanos han guardado un minuto de silencio en recuerdo de la mujer asesinada el pasado jueves, 31 de octubre, en Barcelona y para reiterar su repulsa a la violencia machista.

La alcaldesa, Gema Igual, ha mostrado el dolor de los santanderinos por la muerte de esta mujer, que tenía dos hijos menores de edad y no había presentado denuncias previas por violencia de género, y ha trasladado a familiares y amigos la solidaridad y el afecto de la ciudad en estos duros momentos.

Además, ha apelado un día más a la implicación de toda la sociedad, instituciones, asociaciones y ciudadanos, para combatir la violencia de género con todos los recursos disponibles.

En lo que va de año, la violencia machista se ha cobrado la vida de 51 mujeres en nuestro país y deja además 43 menores huérfanos y tres muertes más en investigación.

Así, ha pedido a los ciudadanos que no duden en denunciar ante la mínima sospecha de que una mujer de su entorno está siendo víctima de maltrato y ha remarcado el compromiso del Ayuntamiento, que cuenta con el Punto de Atención Integral a la Violencia PAIV, ubicado en el Centro de Igualdad, (General Dávila, 124, en el Centro Cívico María Cristina, con las mujeres que sufren este tipo de violencia.

En este sentido, ha vuelto a pedir “contundencia” frente a los agresores, ha insistido en la importancia de “ahondar en la labor de detección, atención y protección a las víctimas” y ha abogado por ahondar en la sensibilización y en la educación en la igualdad y el respeto.

Por último, ha enviado un mensaje de confianza a las mujeres que sufren este tipo de violencia, a las que ha alentado a dar el primer paso y pedir ayuda a través de los profesionales y de los recursos a su alcance, entre ellos, el teléfono 016 de atención a las víctimas.

Desde el año 2003, en que se empezaron a registrar oficialmente los crímenes machistas, la violencia de género deja ya 1.027 mujeres fallecidas.